Contáctanos!
unitedstates_flags_flag_8833

Subida salarial: los sindicatos piden repartir los beneficios del turismo

Los sindicatos anticipan un otoño caliente para lograr una subida salarial que compense una inflación desbocada. Un aumento de los sueldos que ya reclaman en las secciones de hostelería del país ante los buenos datos del turismo este año. “El empresariado turístico ha de ser generoso y repartir la riqueza que se está generando”, reclaman desde UGT, que recuerda los “magníficos beneficios” que se están logrando esta temporada.

De este modo, a la tormenta económica que se cierne tras el verano, con amenazas como la espiral inflacionista, la subida de tipos y la crisis energética, se suman las movilizaciones anunciadas para lograr un alza de los salarios, unas reivindicaciones que llegan al sector de la hostelería al calor de los buenos datos del turismo este verano.

Una conflictividad laboral que ya hemos visto este verano con las huelgas convocadas por los trabajadores de distintas aerolíneasRyanair, Lufthansa, Iberia Express o EasyJet– que exigen la restitución de las condiciones laborales y salarios que tenían antes de la pandemia, una vez que las aerolíneas han recuperado o, incluso, superado los niveles operativos de 2019.

No obstante, desde el sector turístico ya han advertido de que un incremento de demanda sigue sin traducirse en una mejora de los márgenes de rentabilidad, dado que el alza de precios también les pasa factura

“Las pérdidas de la pandemia y los costes operativos derivados del alza inflacionista son muy superiores y no se han repercutido porcentualmente en los precios hoteleros”, lamentaba este verano la presidenta de la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca (FEHM).

También la Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa del Sol (Aehcos) ponía de relieve que si bien ha aumentado la ocupación en sus hoteles, “ha caído la rentabilidad por el desmesurado incremento de los costes”.

Los excelentes datos de Frontur y Egatur del mes de julio, según los cuales España ya se acerca a los niveles preCOVID, con 9,8 millones de viajeros y un gasto de 11.870 millones de euros, han llevado a que los sindicatos empiecen a urgir el aumento de sueldos esgrimiendo ese tirón del turismo.

Así, la Federación de Servicios, Movilidad y Consumo de UGT ya ha reclamado a las patronales de hostelería de Baleares una “fuerte subida salarial para repartir con el personal del sector los magníficos beneficios que se están logrando esta temporada de récord absoluto”

“Los sobreesfuerzos que están haciendo las plantillas para sacar adelante el trabajo esta temporada de falta de personal se tienen que ver recompensados el próximo año con el nuevo convenio de hostelería“, reclama el secretario general de FeSMC UGT, José García, que recuerda que las empresas del sector han repercutido en los precios de sus productos y servicios la inflación situada por encima del 10%, mientras la subida este año de los salarios en hostelería en las islas ha sido del 3,5%.

La recepción de un hotel. Foto: AdobeStock.

Otoño conflictivo

En esta coyuntura de incertidumbre económica, las turbulencias laborales están aseguradas. El secretario general de la UGT, Pepe Álvarez, anunciaba esta semana “un otoño de movilizaciones generales en el país” si la CEOE “no facilita mantener el poder adquisitivo” y ha advertido de que, si la patronal no vuelve a la mesa de concertación, “el conflicto está servido”.

Según Álvarez, los beneficios de las empresas están siendo “altísimos”, por lo que, “si no se reparten con los trabajadores, no irán al bien común del país sino al bolsillo de unos pocos que no necesitan más dinero”

Con las tesis de los sindicatos ha hecho piña la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz: “La patronal española no está a la altura de su país y los sindicatos tienen motivos para salir a la calle”, aseguraba esta semana, mientras que la patronal advertía que en un escenario de subida de precios como el actual es “especialmente relevante evitar un escenario en el que los aumentos de los precios y salarios se retroalimenten entre sí, para no producir efectos de segunda ronda que nos lleven a una espiral inflacionista”.

Más sobre la subida de precios:
El consumidor de ocio percibe una inflación seis veces superior a la real
Los hosteleros temen la caída de la demanda en el tercer trimestre
Por qué cada plaza hotelera del Imserso es ahora más cara

Hoteles de costa: ¿en qué destinos sube más la tarifa media?

La inflación de julio, la más alta en 38 años

La inflación se dispara hasta el 10,2%, la mayor desde abril de 1985

Fuente: Hosteltur

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *