Contáctanos!
unitedstates_flags_flag_8833

Los jóvenes siguen interesados en el turismo… pero no a cualquier precio

El turismo ha sufrido un desprestigio a raíz de sus condiciones laborales y de la gentrificación de los últimos años, y la pandemia puso sobre la mesa la idea de que no es un sector seguro para desarrollarse profesionalmente. Sin embargo, los jóvenes siguen interesados y las universidades e instituciones académicas no registran un descenso pronunciado en las matriculaciones, aunque sí hay “preocupación” por parte de los estudiantes, quienes reclaman a la industria “un mayor reconocimiento a los graduados” y un compromiso real en materia de sostenibilidad.

Ricard Santomà, vicedecano de Turismo de IQS School of Management (Universidad Ramón Llull) reconoce ante HOSTELTUR noticias de turismo que la pandemia “ha provocado una cierta disminución de las matriculaciones y ese hecho se debe a la necesidad de la sociedad por contar con profesionales en otros sectores”. Pese a esta realidad, todavía “hay jóvenes interesados por labrarse un futuro laboral en una industria que sigue en expansión y que requiere de personas con vocación por la gestión de personas y de experiencias, y con una gran actitud de hospitalidad”.

“Hemos detectado que existe preocupación social y la percepción de que, durante la pandemia, el turismo ha frenado su papel como motor de la creación de lugares de trabajo”, comenta Francesc González Reverté, profesor de los Estudios de Economía y Empresa de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), pero aclara que pese a eso “no ha disminuido el interés”

El profesor explica que “las matrículas tienden a bajar en el conjunto del sistema universitario español”, sin embargo, en el caso de la UOC “hemos tenido incrementos de matrículas durante los años iniciales de la pandemia, fruto de la oferta online. No obstante, el ritmo de matriculación, en relación a los accesos solicitados, ya no es tan alto”… pero es estable. En 2016 se matricularon 287 alumnos, en 2017 fueron 273, bajó a 250 un año después y en 2019 se recuperaron los números del 2017. En el año de la pandemia fueron 283 alumnos y en 2021 un total de 261.

En el caso de Les Roches Marbella, Mano Soler, director del campus, señala que “las matriculaciones están aumentando y para el semestre que empieza en septiembre vamos a llegar al récord”. Pero aclara que “el alumno que quiere matricularse en turismo no está necesariamente pensando en la carrera tradicional, sino que hay interés en la carrera de Hospitality y atención al servicio”, porque hay entidades bancarias y empresas como Google, Gucci o Louis Vuitton que ya cuentan con departamentos de Hospitality.

La oportunidad de la escasez de empleados

El Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC, por sus siglas en inglés) y la European Travel Comission (ETC) estiman que en estos momentos en la Unión Europea hay 1,2 millones de puestos vacantes en el sector turístico, por lo que la crisis de personal exige una acción urgente. Esta situación, que es un problema para las empresas, supone una oportunidad para los estudiantes que quieren ingresar al mercado laboral.

“Los estudiantes del Grado en Gestión Turística y Hotelera de IQS tienen muchas facilidades para encontrar trabajo en este sector, tanto por la experiencia que adquieren durante sus prácticas como por la demanda de empleo que hay”, comenta Ricard Santomà.

Francesc González Reverté, de la UOC, también cree que el hecho de que haya más oferta que demanda es una oportunidad para los estudiantes, “pero no a cualquier precio”. A su entender, “es necesario convencer y concienciar al propio sector turístico de que los graduados y graduadas no están para desempeñar tareas de bajo valor añadido, sino que son profesionales capacitados para ocupar cargos técnicos y niveles intermedios o altos de dirección y gestión, tanto en empresas como en destinos”.

“Sin dudas es una oportunidad porque en esa escasez de talento las grandes empresas, hoteleras o de turismo, están recurriendo a gente formada. Antes de la pandemia los graduados de Les Roches recibían una media de cinco ofertas laborales y desde hace unos meses esa oferta ha llegado, de media, a 10 por alumno”, resalta Mano Soler

Foto: Adobe Stock.

Según el director del campus de Les Roches, este también es un momento “para que las empresas se den cuenta de que hay que volver a pensar en cómo atraer y mantener al talento. Hemos visto que hoy la empresa no es la que elige al alumno, es el alumno el que elige a la empresa y no se trata solo de qué van a ofrecer a nivel salarial. Hoy los jóvenes buscan carrera profesional y perspectivas de crecimiento”.

Más información sobre escasez de empleo y gestión de talento

Crisis de personal: ¿cuántos empleos siguen sin cubrir en el sector?

Las empresas ante un nuevo paradigma: el empleado es quien decide

Estas son las medidas para atajar la crisis de personal de este verano

Preocupaciones y exigencias de los estudiantes

En estos momentos, explica el profesor de la UOC, los estudiantes cuestionan el hecho de que las empresas “en ocasiones, prefieren contratar a otros graduados antes que los propios de turismo, a pesar de que ellos tienen una formación específica y una visión global”. A la industria turística le reclaman “mayor reconocimiento” y a las instituciones académicas le exigen una formación que profundice en tareas de gestión y dirección, y que los planes de estudio pongan mayor énfasis en la cultura de datos y la formación en tecnología.

“Los estudiantes manifiestan una cierta preocupación acerca de la evolución del sector hacia un turismo responsable con el medio ambiente y la sociedad. Manifiestan una voluntad de cambiar el sector y de hacerlo más sostenible”, destaca el vicedecano de Turismo de IQS School of Management. En esa línea, Mano Soler agrega que hoy los alumnos “prestan atención a qué está haciendo la empresa que va a contratar en cuanto a sostenibilidad”.

Motivación

Por último, el director de Les Roches Marbella hace hincapié en que “es un momento de inflexión para volver a pensar en cómo motivamos a las personas”.

“Las ganas que tiene la juventud y las ideas que tiene de cómo cambiar el turismo, de cómo impactar en el cliente, de cómo hacer felices a las personas, son impresionantes. Lo que hay que hacer es que cuando ese alumno llegue al mundo laboral siga con esa misma ilusión”, destaca

En este punto es clave el compromiso de las empresas y que los empleados tengan un “balance entre necesidades personales y profesionales”, porque es lo que hoy está demandando el joven profesional.

Más información

Sueldos bajos y muchas horas, lo que desincentiva a buscar empleo turístico

¿Qué generación quieres contratar? Esto es lo que esperan de tu empresa

Fuente: Hosteltur

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *