Contáctanos!
unitedstates_flags_flag_8833

Los hoteles de Mallorca ven mejora para septiembre pero octubre preocupa

Los hoteles de Mallorca cerraron el mes de julio con una ocupación del 94%, cifra superior a la registrada en 2019, y van camino de acabar agosto con hasta un 95%, mientras ven mejorar la perspectiva de cara a septiembre, en tanto que persiste la tendencia a las reservas de última hora que hacen impredecible octubre, según datos de la FEHM.

Al cierre del mes pasado, se constata que el dato adelantado solo dista en un 1% de la cifra comunicada, habiéndose cerrado julio con un 94% de ocupación, según los informes del Monitor de Actividad Hotelera (MAH). Esta cifra supera ya la registrada en julio de 2019 y obedece al volumen de demanda embalsada con motivo de la pandemia.

Todas las zonas turísticas han tenido una buena ocupación media, las zonas con mayor número de pernoctaciones han sido Playa de Palma, Palmanova Magaluf, Cala Millor, Alcudia y Playa de Muro. En términos de ADR son Portals Nous, Illetes, Alcudia, Soller, Playa de Muro y Camp de Mar las que encabezan la clasificación. Los establecimientos de categorías más altas mantiene el ritmo y la tendencia, iniciada ya en tiempos de pandemia, con una fuerte demanda de este tipo de alojamiento.

“Si valoramos en términos de demanda -que no de rentabilidad- podemos decir que Mallorca está recogiendo los frutos del trabajo bien hecho en materia de promoción y obtiene el reconocimiento y la valoración positiva de los mercados internacionales por la transformación realizada en el sector hotelero en los últimos años”, afirma la presidenta de la FEHM, María Frontera

Mejora para septiembre

Pasado el ecuador de la temporada y a las puertas de entrar en el mes de septiembre, la presidenta de la FEHM incide en la mejora reciente de las perspectivas para el próximo mes “la tendencia de reservas de último minuto no nos ha abandonado y centramos nuestros esfuerzos en aumentar las ventas. Con datos actuales, la previsión de ocupación oscila entre un 69 y un 73% dependiendo de las zonas aunque somos conscientes que las huelgas y cancelaciones de vuelos, entre otros factores, pueden provocar variaciones.

La presidenta de la FEHM, María Frontera.

En los principales mercados emisores se producirá un cambio en el perfil del cliente y habrá una subida de parejas y seniors que se mantendrá hasta finalizar la temporada. Es un tipo de cliente que disfruta del producto Sol y Playa Plus, es decir, disfruta de costas junto con productos deportivos, culturales, gastronómicos y de eventos. “De ahí la importancia que la oferta sea variada y suficiente porque para que se produzca el alargamiento de las temporadas es imprescindible que haya productos atractivos y los servicios que se demandan estén operativos”.

Existen muchas incógnitas aún sobre el mes de octubre y qué puede suceder en los meses de invierno en Mallorca. “La coyuntura compleja y los cambios que se pronostican por parte de los expertos hacen prever que el año 2023 no será como éste y se va a modular. Nuestros principales mercados emisores, Reino Unido y Alemania, ya están alertando de los cambios en su economía y los que vaticinan que se producirán próximamente. Todo ello nos afectará de forma directa y siembra incertidumbre ante el futuro del invierno y la temporada del 2023″.

“Vamos a haber mucha competencia el próximo año y, si buscamos la calidad y la diferenciación, es preciso orientarse hacia la eliminación de todas las ineficiencias que, por acumulación, este año se han puesto de manifiesto más que nunca” señala María Frontera.

Nuevo cliente para Mallorca

“Ligada a esta transformación, está implícito el cambio en el perfil del cliente y el incremento del gasto turístico en destino favorecido también por el nivel de ahorro durante la pandemia. En el conjunto del estado sacamos una ventaja del 15,5% sobre el segundo destino donde ha habido más pernoctaciones (Cataluña).

Ahora bien, desde el inicio de la pandemia hemos tenido que redoblar los esfuerzos en la comercialización y ser más flexibles para sobrellevar todos los cambios en las reservas y la operativa. Sin lugar a dudas trabajamos el doble porque el consumidor ha cambiado, sus hábitos de reserva también, las posibilidades de cancelación voluntaria de las reservas y las que se producen de forma forzosa por las huelgas, restricciones, retrasos y cancelaciones de vuelos.

Tenemos que estar muy pendientes y ser ágiles para seguir produciendo el nivel de actividad que precisamos para mantener el nivel de empleo e incluso, como ha sucedido, incrementarlo. A expensas del cierre de los informes, estimamos que en agosto habremos alcanzado un 95% de ocupación”.

Más noticias sobre previsiones del otoño-invierno 2022/23:

Otoño de 2022: ¿Qué pasará tras el efecto champán en el turismo?

Ávoris y el 2022: entre un verano de euforia y un invierno de incógnita

FTI hace una fuerte apuesta por Canarias para el invierno 2022-23

Fuente: Hosteltur

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *