Contáctanos!
unitedstates_flags_flag_8833

Los hosteleros temen la caída de la demanda en el tercer trimestre

El 48,3% de los empresarios de hostelería piensa que la situación de su negocio va a empeorar este tercer trimestre del año, entre otras causas, por la caída de la demanda derivada de la espiral inflacionista, según el último informe de indicador de confianza de la patronal Hostelería de España.

Según este documento, el 27% de los empresarios de este sector, sí se muestran optimistas sobre la evolución de sus establecimientos en este periodo -que coincide con los meses fuertes de la temporada turística- y el 24,6 % apunta a la estabilidad.

El índice de expectativas es, por tanto, negativo, frente a un segundo trimestre en el que la confianza de los empresarios se moderó, pues un 52,1% de los responsables de establecimientos asegura que su negocio mejoró entre abril y junio

En este último mes, ya la caja de bares y restaurantes había subido casi un 33% sobre el mismo mes del año anterior y acumulaba un incremento del 55 % en el primer semestre, según los datos provisionales de la Encuesta de Indicadores de Actividad del Sector Servicios que elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Los hosteleros se muestran pesimistas de cara al tercer trimestre.

El informe de Hostelería de España recuerda que los efectos de la crisis de la COVID-19 provocaron un “desplome” en la confianza de los hosteleros en 2020, con cifras negativas que no se habían registrado desde que se publica este indicador en 2009.

Repunte de la confianza

Tras varios vaivenes en función de la evolución de la pandemia y de las restricciones, que han afectado con fuerza al sector, al arranque de este 2022 repuntó la confianza empresarial que volvió a la senda positiva.

Sin embargo, en el segundo trimestre la valoración ya no es tan positiva, debido a una previsión de futuro negativa con los costes de las materias primas y de la energía como los problemas que más siguen preocupando

La caída de la demanda es también una repuesta que escala posiciones entre las causas que, en opinión de los empresarios, más puede lastrar el futuro de sus establecimientos.

Y es que las visitas a bares y restaurantes pueden disminuir con la caída de la renta disponible de los consumidores derivada de la subida de precios generalizada que es, para los hosteleros, el factor externo que más les va a afectar.

Más información:

Evolución positiva del empleo en hostelería en el arranque de la temporada

La huelga de transporte y la inflación ponen en jaque a la hostelería

Fuente: Hosteltur

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *