Contáctanos!
unitedstates_flags_flag_8833

Cinco claves para paliar la falta de personal en hoteles

McKinsey & Company, en un contexto determinado por la escasez de personal en la industria hotelera, ha analizado el panorama actual del sector turístico y ha identificado cinco tendencias globales con las que las compañías hoteleras pueden hacer frente a la escasez de mano de obra y garantizar así la adquisición, recualificación y retención de talento cualificado en el sector.

La digitalización, flexibilidad, actualización de conocimientos, alineación con los criterios ESG (medioambientales, sociales y de gobernanza) y la higiene son, según el citado informe, los cinco aspectos vitales para ayudar al sector a afrontar la actual escasez de mano de obra y garantizar que disponga de talento suficiente para el futuro.

Más opciones para paliar esa falta de personal en:

¿No encuentras trabajadores? La tecnología te ayuda… y no con robots

El turismo debe reformular su propuesta para reconectar con los empleados

Estas son las medidas para atajar la crisis de personal de este verano

Hoteles del Caribe: ¿cómo capean la crisis de personal?

José Luis Yzuel: “La hostelería necesita ser más atractiva para el empleo”

A pesar de que la industria en España está mostrando signos de recuperación, los elevados niveles de despidos y bajas laborales durante la pandemia han provocado una fuga de personal hacia otros sectores, obstaculizando así la restitución total de la industria, que actualmente se enfrenta a la crisis de talento como una de las principales problemáticas que amenazan la estabilidad y la calidad operativa del sector.

El sector turístico, como ha subrayado Javier Caballero, socio de McKinsey & Company, “al igual que el resto de las industrias de las que depende la economía, está exigiendo cada vez más profesionales con nuevas competencias y habilidades adaptadas al momento. Es posible que la industria hotelera tenga que adoptar nuevas formas de trabajo, sobre todo si España quiere atraer el talento necesario para cubrir la actual escasez de mano de obra”.

1.- La digitalización es, según McKinsey, una de las tendencias que puede revolucionar la forma de atraer, formar, gestionar y retener a los empleados en el sector, cuyos estándares se están transformando con aspectos como las tecnologías digitales, la analítica de datos o la automatización, entre otros.

2.- Flexibilidad: La búsqueda de ofertas de empleo con oportunidades de trabajo a distancia creció un 360% entre junio de 2019 y junio de 2021 a nivel mundial, por lo que la flexibilidad y la oportunidad de acceder a modelos de trabajo híbrido están emergiendo como uno de los principales aspectos más demandados por los profesionales del sector.

3.- Actualización de conocimientos: Las empresas hoteleras se encuentran ante la oportunidad de ofrecer a los empleados una trayectoria profesional a través de diversas oportunidades de desarrollo, aspecto que puede mejorar las competencias de los trabajadores y su capacidad para solucionar problemas en el futuro.

4.- Alineación con los criterios ESG: La concienciación de los empleados con estos criterios, cada vez más relevantes en la sociedad, ha obligado a las empresas del sector a alinear estas cuestiones con su cultura.

5.- Higiene: Por último, aunque la ausencia de restricciones es cada vez mayor, las normativas y protocolos en materia de higiene son aspectos que pueden determinar la adquisición de talento cualificado para la industria hotelera.

“Las compañías hoteleras que quieran prosperar en el futuro deben adaptarse al cambio y explorar las formas de mejorar las competencias de los empleados y su compromiso con la empresa. Uno de los focos principales de actuación deberá incidir en la capacidad de dar respuesta a las principales preocupaciones de los profesionales”, ha recalcado el socio de McKinsey

Eje de atracción para los empleados

A medida que la demanda y la recuperación del sector avanzan, las empresas hoteleras tienen la oportunidad de actuar como eje de atracción para los empleados, cuya formación y conjunto de competencias resultan fundamentales para garantizar los altos niveles de servicio que se demandan en el sector.

En España no existe una estrategia educativa integral dentro del sector, ya que pocas universidades imparten formación específica en Turismo o disponen de titulaciones que ofrezcan salidas profesionales dentro del sector

Motor de la economía nacional

Los 20 millones de trabajadores registrados en España el pasado mes de abril ya son 500.000 más que antes de la irrupción del coronavirus en nuestras vidas. Sin embargo el sector turístico, uno de los motores de la economía nacional, no ha logrado recuperar las cifras que manejaba hace dos años. De hecho, la industria hotelera comenzó el año con unos 73.400 empleados menos de los que tenía en febrero de 2020, lo que supone un descenso del 5,5%.

Estas cifras también han afectado al valor del sector. Tanto es así que, antes de la pandemia, el valor total de la industria turística española alcanzaba los 155.000 millones de euros, lo que representaba el 14,3% del PIB nacional, además de generar casi el 15% de los puestos de trabajo del país. Pero la crisis del coronavirus ha provocado que su contribución a la economía se haya reducido a menos de la mitad, pasando de esos 155.000 millones en 2019 a 61.000 millones un año después.

“A pesar del impacto de la pandemia, los datos demuestran que el sector turístico es la principal industria del país. A medida que las empresas logren adquirir y retener talento cualificado, el sector logrará alcanzar las cifras que registraba hace dos años”, concluye Javier Caballero

Fuente: Hosteltur

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *